Italia Roadtrip. Día 3

Hoy nos despertamos algo más tarde. Viajar no solo es moverse de un lado a otro sin parar. También es pararse a contemplar la ciudad como hicimos anoche y a descansar para poder disfrutar del viaje. 

Hoy, además, nos espera un día de pasear y perdernos por Roma, meternos en la multitud de callejones tan preciosos que tiene esta ciudad, empaparnos de su ambiente e historia.

Después de este tercer día ya me tocará lavar algo de ropa, pero prefiero hacerlo cuando lleguemos esta tarde noche al hotel. Noe gusta dejar las cosas tendiendo sabiendo que va a entrar por la mañana el personal de limpieza.

Salimos muy calmados, con toda la pachorra del mundo. Nuestra intención era la de pasear y perdernos por la ciudad, buscar un lugar tranquilo donde comer, quizás un helado… Todo muy calmado y así fue pero… Al final andubimos como el primer día, demasiado.

Otra vez llegamos al hotel con las piernas cargada y hoy con sensaciones un poco extrañas, quizás por temas personales y también quizás en mi caso, porque no puedo volver a tener las mismas sensaciones nuevas conociendo una ciudad que no es nueva para mi. Aún así cuando vuelvo a ver todo lo que hay en Roma me estremezco.

Hoy no vimos tantas cosas. Fuimos al Mausoleo Augusto, una pérdida de tiempo total. Cercado por fuera, no se puede acceder al interior y tampoco se puede ver con claridad desde fuera. Una caminata a pleno sol para nada y para empezar el día.

Así pues cambiamos de tercio y nos dirigimos a la Piazza Navona, una de las plazas más bonitas de Roma, donde buscamos un lugar donde comer. Los restaurantes de la plaza son intratables, precios por las nubes. Refrescos a 4€, Cervezas a 5€ y 6€ y platos y pasta o Pizza por no menos de 15€. Y no hablemos de la carne o pescado, que sino se nos puede ir la cuenta para dos personas por al menos 50€ o 60€. Roma es una ciudad barata para comer si buscas bien pero que donde te meten el sablazo es en la bebida, por desgracia.

Pero como buscando lugares ya tenemos experiencia encontramos casi en la misma plaza, en una de sus esquinitas, un restaurante pequeñito, con una terraza de madera muy acogedora donde hay menús muy interesantes y muy ricos por 10€ y 12€ con dos platos y bebida. El lugar se llama “4 colonne” o las 4 columnas en castellano. Otro de esos lugares que me place recomendar. Terminamos la comida habiendo charlado y reposado y con un buen café expreso y dimos una vuelta más a la plaza, contemplándola un poco más acompañados de un helado típico italiano, también muy rico por cierto.

Más tarde nos fuimos a la zona más occidental de la ciudad, pegados al río conocimos los diversos puentes de piedra que lo cruzan y visitamos el castillo Sant Angelo. No lo conocía de la otra vez que estuve aquí y fue algo que no debí perderme. Para aquellos que hayan jugado al Assassins Creed recordarán este castillo perfectamente. Es verlo, como cualquier cosa de Roma, y te transporta a la epoca. 

Sin hacer demasiado caso al mapa, callejeando y conociendo rincones preciosos, llegamos a la plaza del Campo di fiori, donde ponen un mercadillo solo de flores pero que hoy no era una de esas veces por lo que sin detenernos fuimos al Área Sacra, la cual ahora llaman el área de los gatos ya que esta integra habitada por gatos. Lo curioso es que está prohibido darles comida  ya que una asociación animal los cuida, vacuna y esteiliza. Este lugar, construido en el siglo III ac contenía cuatro templos y se desconoce cuales eran las funciones de cada uno pero lo que si se sabe es que es el lugar donde asesinaron al emperador romano Julio César. La historia nunca se acaba en Roma.

De aquí nos fuimos a ver la boda della Veritá, de la cual se dice que en la antigua Roma un marido que no se fiaba de su esposa le condujo a la boca de la verdad para saber si le habia sido infiel ya que se decía que si se mentía esta cara de piedra le mordía la mano. La mujer, siendo astuta, provocó la situación en la que, de camino a la boca della Veritá se cruzara con el hombre con el que había sido infiel a su marido, se hiciera pasar por un desconocido y la besase cual loco fugaz. De esta manera, cuando el marido le preguntaste delante de la boca si le habia sido infiel ella contestaría que solo había besado a su marido y a aquel desconocido de la calle y así nunca se supiera la verdad. Después de esto el método de la boca de la verdad se empezó a cuestionar. 

Por mala fortuna llegamos tarde y el recinto estaba cerrado pero pudimos ver la escultura desde fuera, algo creo yo suficiente. Así pues terminamos el día en la Fontana di Trevi, con la iluminación nocturna, así más espectacular si cabe pero eso si, con más gente al rededor si cabe.

Es un sitio mágico, que hace cuestionarse muchas cosas. Quizás sea el lugar de Roma donde más se me abren las pupilas y donde los pelos se me ponen como escarpias. Es un lugar majestuoso y siempre me gustaria saber cómo sería dormir en el hotel que está a sus pies y sin tanta gente alrededor. No podemos irnos de aquí sin volver a verla una vez más, me pasaría horas y horas sentado frente a ella. 

Despedimos el día lanzando la moneda como marca la tradición, de espaldas y con la mano derecha sobre el hombro izquierdo. 

Mañana toca madrugar para no pasarnos tanto de calor aunque la previsión da bajadas de temperatura de aquí a unos pocos días. Partiremos hacia Ostia Antica en tren, una ciudad hecha Museo. Un viaje de ida y vuelta en el día ya que está a unos pocos kilómetros. Y por la tarde dejaremos paso a la improvisación. 

Si queréis ver más fotos me podéis seguir en Instagram cómo Joelmartinh o bien en mi página de Facebook “comekilometros” donde subo las mejores imágenes del día, pero ya sabes, como en cada viaje, que subiré una galería de imágenes en condiciones una vez regrese a casa. 

Aún nos quedan dos días aquí en Roma y luego un pequeño viaje a Florencia donde estaremos otros 5 días para empaparnos de la ciudad y de la Toscana. Después, otro viaje más en tren rumbo a Venecia.

Me despido otro día más y hasta mañana amigos viajeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s