Viajando a las Cuevas del Águila

Interior de la gruta del Águila
Interior de la gruta del Águila

Hace al menos quince años que pisé este lugar por primera vez cuando aun era un joven niño estudiante de primaria.

Recuerdo este lugar de una manera bucólica, con la sensación de haber descubierto un lugar inhóspito, como si de un Indiana Jones se tratara.

Por eso decidí regresar, mas de una década después, para volver a ver este magnifico lugar con la visión de un adulto viajero con estudios de arte.

De nuevo no viajé solo, si hacerse 300 kilómetros en el día se pudiera considerar un viaje. Fuera como fuese lo hice con la mejor compañía posible. Las grutas del Águila se encuentran muy cerca de Arenas de San Pedro, dirección Puerto del pico y Candeleda. un viaje bastante monótono exceptuando los últimos 20 minutos de carretera serpenteante y ratonera bastante divertida.

Una vez llegamos recuerdo perfectamente la entrada con su gran explanada. Mi recuerdo era de un lugar mucho mas grande y lleno de puestos

Interior de la gruta del Águila donde el suelo y el techo se juntan
Interior de la gruta del Águila donde el suelo y el techo se juntan

de venta de minerales, donde en aquella ocasión los coleccionaba y allí mismo me hice con Pirita, el oro de los tontos y otro fragmento de roca caliza.
Muy poca afluencia de gente tiene la gruta, al menos el pasado domingo no lo había. Esperamos a la visita de la tarde y nos tomamos unas gordas (cervezas) en el bar del lugar. Entrar aquí es como entrar en un túnel del tiempo y regresar a los anos ochenta-noventa. Mismos camareros, mismas mesas, misma barra. Pero sobre todo misma maquina de bolas para niños y mismos juegos recreativos. Un pinball, un Metal Slug y un Super Pang presiden la pared del fondo. Los niños de ahora no lo valoran ni saben el misticismo de estos juegos, pero mi generación y generaciones anteriores ya jugaban a estas maquinas de vanguardia de la época.

Después de comer nos dirigimos por fin a entrar a las cuevas del Águila. 6,50€ te costará entrar si quieres verlas. Desde luego los valen pese a que sea una visita fugaz en la que no dejan detenerte. Gran fallo, pues no se puede admirar bien estas formaciones de roca caliza de entre 12 y 14 millones de anos de antigüedad si no puedes pararte a contemplarlo con tranquilidad.

Esta gruta es una cavidad cárstica que se ha formado gracias a las filtraciones de agua del exterior y las corrientes de agua subterráneas. La gran parte roca caliza y arcilla y sigue creciendo día a día, aunque sin apenas notarlo pues estalactitas, las que nacen del techo, crecen en torno a tres milésimas de milímetro al año y las estalagmitas, que provienen del suelo otro tanto de lo mismo. La luz dañan a estas formaciones de manera seria por lo que el uso de flashes y linternas esta completamente prohibido. De hecho en las zonas donde están colocados los focos para que haya cierta luz en el sendero, se ha formado moho alrededor, comiéndose la piedra.

Interior de la gruta del Águila donde se puede observar un gran bloque que dentro de miles de años se formará en forma de columna
Interior de la gruta del Águila donde se puede observar un gran bloque que dentro de miles de años se formará en forma de columna

El recorrido tiene un total de un kilómetro de longitud y a lo largo de el las diversas formas caprichosas de la naturaleza no hacen sino dejarnos con la boca abierta. Cada formación diferente de la anterior y de unos colores completamente diferentes, aunque el color predominante sea el blanco.

la temperatura siempre ronda los 17 grados centígrados durante los 356 días y con una humedad del 95%.
La historia de su descubrimiento es muy curiosa ya que fue el día de navidad de 1963, hace relativamente muy poco. Un grupo de jóvenes cazadores dieron con ella de casualidad observando como vapor salía a la superficie de una zona recóndita y fue tan solo siete meses después cuando se abrió al publico con el nombre de las cuevas del Águila, nombre que le viene de la zona donde esta emplazada.

Merece la pena verlas al menos una vez en la vida, pues no son muy conocidas, sobre todo para quienes no somos de la zona. Si
lo vais a hacer recordaros que abren todos los días del año y que hacen tan solo cuatro pases con guía al día, dos de mañana, a las 10:30h y a las 13:00h y dos de tarde, a las 15:00h y las 19:00h, a las 18:00h en horario de invierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s