Los mejores lugares de vacaciones

Lugares de ensueño donde estuve, en muchos de paso. Lugares de los que me llevé un muy grato recuerdo y que hoy día y con mucho gusto volvería sin dudarlo. Sus paisajes, gentes y hospedajes me envolvieron en una atmósfera de la que no quería salir. Muchos lugares españoles y europeos he recorrido por suerte, algunos de manera casi fugaz, deseo revivirlos, volverlos a conocer de nuevo, estar varios días en buena compañía en ellos. Podría nombrar decenas de lugares pero nos podríamos abrumar de tanto paraje, por eso este será un post habitual, donde en cada uno nombraré unos pocos lugares. 

La noche cayendo sobre Losar de la Vera
La noche cayendo sobre Losar de la Vera

Bien podrían ser recomendaciones si buscamos una escapada de fin de semana o simplemente una estancia vacacional. Y podríamos hablar de Losar de la Vera, sobre todo en primavera con los cerezos en flor, esas avenidas llenas de setos tupidos y recortados con formas imposibles que las llevan a cabo excepcionales jardineros profesionales. Sus gargantas, como la del infierno o la de la Vera. Cuacos de Yuste y su monasterio mandado construir por Carlos III una vez retirado de su vida pública. Una zona para pasar más de un día. Un lugar especial supongo que también porque iba con un compañía muy especial en el que fuera el prólogo de mi vuelta a España en moto y el viaje desencadenante para meterme en esta pequeña aventura en la que ando.

Parador de Colombres con vistas a los Picos de Europa
Parador de Colombres con vistas a los Picos de Europa

Un lugar encantador, sobre todo por la calidad de su gente, su hospitalidad, personalidad y amabilidad, que están en sintonía con la magnificencia de la espesa vegetación, praderas interminables, acantilados… Cerca de Picos de Europa y limítrofe con Cantabria se encuentra la localidad asturiana de Colombres. Fue mi primer destino de mi expedición de las aldeas olvidadas, la segunda etapa de la vuelta a España, como sabéis. Aquí hice noche, mi primera noche viajando en solitario. Una zona completamente verde con pueblos cercanos casi deshabitados, con tabernas de madera, cercados con bueyes, vacas y caballos. Una zona como sacada de un cuento. Tan tranquila que tanto Colombres como las zonas aledañas son para recorrérselas una y mil veces.

El último lugar lo tengo muy reciente. No es otro que un publecito de los pirineos,

Lago de Panticosa, una de las maravillas al rededor de Pueyo
Lago de Panticosa, una de las maravillas al rededor de Pueyo

en Huesca. Pueyo de Jaca, muy cerca de Panticosa. Casi a 3.000 metros de altitud se encuentra este lugar, de estilo muy francés. Todas casas con tejados de parhileras a dos aguas, negros y estructuras de piedra prácticamente blanca, donde en época de nieve caen bloques de la misma del peso aproximado de una vaca lechera. Cuando estuvimos de paso mi primer pensamiento fue volver a este paraje en invierno para vivir su plena y pura esencia pirenáica, escribir y leer al lado de una buena chimenea y estar en un oasis de paz blanca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s