Viajando a Italia con lo puesto (1ª parte)

el

“En moto, tren, avión, barco… pero siempre viajando” Ese es el subtítulo de este blog y esta es la primera entrada en la que no me centro en mis viajes en moto, pues he realizado multitud de viajes por Europa en avión o tren y hasta ahora no había hablado de ellos.

En el verano de 2012 viajé con los ahorros de todo el año al que hasta ahora ha sido mi viaje más especial. Viajé con mi mochila viajer que me ha acompañado en todos mis viajes. Viaje mochilero con la sola compañía de mi ferviente ilusión por conocer por fin Italia y de mi inseparable cámara, en aquel año tenía una Nikon D200, con solera y más experiencia que ninguna otra.

DSC_6115Lamentablemente ninguna persona cercana que conociera por entonces disponía del tiempo que yo en cambio sí tenía para irme. Pretendía irme al menos más de un mes y ansiaba salir de España ya que desde 2009, que estuve en Londres y París, no estaba fuera. Viendo esta circunstancia me hice a la idea de diseñar un viaje de uno o dos meses yo solo, un viaje mochilero durante julio y agosto. Comencé a mirar destinos tales como islas meditarráneas, Grecia, Austria, Bélgica… Mucho por centro Europa aunque me atraía mucho el Caribe y las islas para tener un viaje de relax. Llegué a mirar incluso viajes a Riviera Maya, Punta Cana o Hawaii. Estas últimas fueron mi predilección pero se cayeron de la convocatoria por precio. Comencé a mirar Hawaii pero el viaje en total, al ir yo solo y no haber promociones, se me iba en torno a los 2500 y 3000€, una pasada. Así que volví a poner los pies en la tierra y con el gusanillo de las islas vi precios muy buenos pra las islas Canarias. Tenía todo previsto para hacerme un tour por las islas cuando se me encendió la bombilla. Yo que provengo de estudios de artes uno de mis sueños siempre fue ver Italia y Grecia. El país de la cuna de la democracia es un sueño para realizar junto a mi madre desde siempre así que miré precios, destios, horarios y me puse rumbo a Roma.

Este destino me venía al pelo porque sería un viaje de relax y cultural y con un idioma muy parecido al mío, por lo que iba muy relajado. Conseguí un chollo, como suele ser habitual en mí y conseguí vuelo+hotel céntrico con piscina durante 15 días por un precio de risa. A partir de aquí ya me buscaría la vida y después, cuando me cansara y decidiera volver me cogería un vuelo de vuelta a Madrid. Llegué un 16 de julio a la estación de Termini tras un par de horas de vuelo. Me dispuse a caminar hacia el hotel para lo primero de todo dejar el máximo peso posible y establecerme y hacerme con un mapa.

Mi primer contacto con Roma no fue muy bueno que digamos, resultó que el hotel que yo creía céntrico resultó estar a las afueras, en concreto a 15 minutos cogiendo un autobús yDSC_6103 después el tranvía nº2 que me dejaba en la Piazza dil Popolo, al norte justo del centro, donde si caminas todo hacia el sur vas disfrutando de todo roma hasta llegar al coliseo romano. Como cuando llegué no conocía bien el transporte público decidí, con mucho temor, coger un taxi que me dejara en la puerta del hotel pues estaba cansado y llevaba andando más de una hora dando vueltas a pleno sol. Sorpresa cuando el conductor se equivocó de calle, seguía con la mala pata, pero tras disculparse el conductor me cobró la mitad de la carrera, ¡quién lo iba  a decir!

Por suerte el hotel se encontraba a escasos 500 metros así que me bajé y continué andando. Llegué por fin a mi campamento base, el Flaminio Village, un complejo de bunglows y camping donde me atendieron de escándalo y me facilitaron toda la informción, muy majos ellos. En mi “cabaña” en medio de la vegetación tenía baño incluido y acceso a la gran piscina, la cual aproveché casi todas las noches y alguna tarde para comer al fresco. Aproveche de hecho ese día para refrescarme, ducharme y descansar. Ya con el sol más bajo me fui a recorrerme un poco el centro.

Nada más llegar el tranvía me dejó en la misma Piazza dil Popolo con un monolito enorme en el centro y a ambos lados de la plaza esculturas de pasajes de la mitología, como Rómulo y Remo. Cuando llegue tan solo a esta plaza algo especial me recorrió por dentro, no sé si fue quizás por verlo yo solo o por la magestuosidad romana pero hay una escena del film “A Roma con amor” de Woody Allen. Un de las protagonistas, en concreto la mujer que se muda con su marido desde una aldea romana, cae sobre esta misma plaza por primera vez. La escena es un giro de 360º recorriendo la plaza y la cara de asombro de esta mujer. Cuando al año siguiente vi esta escena me sentí identificado por completo, es curioso.

Era tarde y no me daba tiempo a recorrerme grandes distancias debido a los horarios del transporte urbano así que me quedé por una determinada zona y cenaría por allí. Cuando me quise topar con la Fontana di Trevi realmente buscaba la Piazza España y cuando desde un callejón tan estrecho se abre una plaza también pequeño y en frente del muro vi la DSC_6080fuente un escalofrío me recorrió el cuerpo y el bello se me puso de punta. Solo recuerdo una cosa que me sorprendiera y me embriagara más que esto y fue más tarde en mi viaje italiano cuando llegué a Florencia y del que hablaré en el siguiente post. Fue desde luego una sensación única que se repetiría todo el viaje. Me quedé un buen rato obserbándola con la única pega de verla en obras. El ambiente de Roma por la noche caminando tranquilamente por sus calles empedradas, imaginando toda la historia que ha acontecido en cada uno de sus rincones es increible e impresionante. Siempre diré que Italia tiene algo especial y deseo volver muy pronto. Como siempre que viajo y me dispongo a comer o cenar me alejo de las zonas más turísticas en busca de comida autóctona de verdad y sin que me me quiten un riñón a la hora de pagar. De la misma manera que no se me ocurriría comer en la plaza Mayor de Madrid. Busco siempre callejones y zonas apartadas y siempre me funciona. Como bien y “barato” y pongo esto entrecomillado porque según qué cuidades lo barato puede seguir siendo caro.

Los días siguientes no necesité mapa. Andar por Roma es de lo más sencillo, simplemente con hacer eso, andar, te vas encontrando todo, como el templo de Adriano, la Piazza España, el panteón con esa cúpula impresionante, la Piazza Venezia, el Coliseo… Todas las tumbas que hay por las calles… es un museo enorme al aire libre. Recuerdo que cuando llegué al coliseo llevaba todo el día caminando, pues no cogí el transporte excepto para llegar al hotel ya que en esa dirección no hay nada que ver de interés, y ya estaba tremendamente cansado. Los jardines colindantes no los llegué a ver y me arrepiento de ello pero sí recuerdo bien la cola de media hora hasta entrar al coliseo. Es uno de los monumentos que aunque hubiera que pagar más dinero lo haría porque es algo único en el mundo. La sensación de estar dentro y ver todos los entresijos, todas las cuevas… increíble. Pero también increíble el cansancio con el que lidié todo el viaje. Al ser todo peatonal y al haber tantas cosas que ver solo caminaba y caminaba y esto me dejó derrotado, de hecho un día lo dediqué tan solo a descansar en mi pequeña cabaña y en estar en la piscina. Aquí comí por primera vez y os recomiendo el restaurante de este complejo ya que es muy bueno con unos precios muy razonables.

Durante este día de descanso busqué el modo de llegar a Florencia y buscar un hotel lo más barato posible, algo complicado ya que es una ciudad bastante cara, pero logré un hotel por 20€/noche no muy céntrico pero sí cerca del centro, a tan solo 10 minutos andando llegas a la iglesia de Santa María Novella. Así pues, ya descansado me dirigía  la mañana siguiente y temprano a la estación de Termini para coger el tren rumbo de Florencia que os contaré en el siguiente post

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s