Consejos en un accidente de tráfico

Los seguidores de este blog, y si lo soléis leer pero no me seguís os recomiendo que lo hagáis 😉 , ya sabéis que hace un año tuve un accidente de tráfico con mi moto. Lo cierto es que tuve suerte, primero porque las secuelas no fueron demasiado graves y segundo porque la gente que vio en directo el accidente corrió en mi socorro. Yo creo que en buena parte porque vieron que no fui el causante de la colisión y fue el coche contrario quien se saltó el semáforo.

Viví una experiencia traumática y muchos trámites posteriores, por ello escribo este post, para que a quien, por desgracia el ocurra esto, le pueda servir de ayuda y de guía y saber qué hacer y qué ayudas tienes tras un accidente.

a5-4463284311300x824-463Bien, lo primero de todo, si sufres un accidente en moto por nada del mundo te quites el casco tú mismo ni dejes que nadie te lo quite. Puede sonar a tontería y universalmente conocido, pero cuando vuelas y te pegas un buen golpe necesitas respirar y tu primera reacción es quitarte el casco por la sensación de estrés y agobio. De hecho lo primero que hice fue quitármelo porque uno de los golpes que me pegué cuando volé por encima del coche fue en el abdomen y me faltaba el aire. Además que mi primera intención era tirarle el casco a la cabeza de la conductora por pura rabia.

Si has sufrido golpes físicos en el accidente, por pequeños que sean lo más recomendable que me dijeron en urgencias es sentarse en el lugar seguro más cercano, ya que en caliente no te duele nada y puedes tener lesiones que se verán más tarde. También es conveniente levantarse despacio e ir a sentarse por posibles mareos o desmayos. Recordemos que son acciones muy rápidas que se escapan a nuestra visual y nada es lo que parece hasta que te sientas.

Tras ponernos inmovilizados en lugar seguro o en el caso de rescatar o asistir a las demás víctimas llamar a urgencias es lo primordial. Los sanitarios harán su trabajo y la policía se encargará de tomar el atestado, asistirnos y tomarnos declaración. Además, y es algo muy importante, tomarán declaración también a los posibles testigos que hubiera. Esto último me ayudó mucho en el juicio, fue una manera de no alargar el proceso judicial pues con esto ya había pruebas más que suficientes de la negligencia del conductor del vehículo contrario. En este respecto no tenemos que preocuparnos por nada, los servicios de urgencias se encargan de que no tengamos que hacer nada de esto. Además recogerán los datos del infractor y el parte lo puedes recoger en la comisaría de turno para conocer los datos de la parte contraria.

Es recomendable que hagamos caso a los sanitarios y nos trasladen al hospital para un reconocimiento completo,  no bromeemos con esto ni mucho menos lo trivialicemos. Una vez podamos hablar con el contacto que queramos os daría la recomendación de pedir que nos retiren el vehículo, siempre y cuando no sea necesaria la grúa, para que la policía no proceda a la recogida del mismo, pues luego nos cobrarán el tiempo que haya estado guardado en sus depósitos. Es cierto que si no sois la parte culpable del accidente luego podremos reclamar el pago a esta parte.

A partir de aquí, y una vez ya en urgencias debemos pedir todos los informes médicos de cada vez que vayamos tanto a urgencias como a pruebas sucesivas o de reconocimiento ya que si vamos a denunciar a la parte contraria nos serán necesarios e imprescindibles. Al igual que estos partes médicos también deberemos guardar los partes de baja médica si es que nos han dado la baja. Los partes de confirmación, que son los partes que debemos recoger cada semana en e ambulatorio no son necesarios, solo el de inicio y cierre, es decir, el primero que nos dan al comenzar la baja y el último, cuando nos dan el alta ya que es en estos dos donde se registra nuestra actividad laboral, la mutua a la que estamos suscritos, nuestros datos y motivos de la baja y el alta, etc.

El médico forense que lleve nuestro caso se regirá única y exclusivamente de los partes policiales, médicos, la baja y nuestras declaraciones para emitir su diagnóstico y darnos los puntos en caso de indemnización.

Ahora un consejo para autónomos como yo. No faltéis a la mutua y sus revisiones periódicas. Cuando te das de alta como autónomo has de elegir una mutua médica obligatoriamente, al menos en la comunidad de Madrid. Los exámenes médicos que vais a pasar, solo en caso de haber cogido la baja, son un poco de risa, y tendrás que ir a los de la seguridad social o tu clínica privada y también a estos, es muy muy cansado y repetitivo, pero es básico que vayas, ya que si no lo haces van a poner objeciones a tu baja e igual te quitan la prestación. También y por este mismo motivo es recomendable, que si en tu trabajo tienes una mutua médica y has cogido la baja, que vayas a las revisiones de la misma.

Cambiando ya a temas legales, lo más tedioso de todo, os diría que no os fiéis de las aseguradoras. La mayoría de afectados en un accidente lo deja todo en manos de su aseguradora ya que da este servicio. Hay que tener en cuenta que todas las aseguradoras tienen miles de asegurados y litigios cada día. Al final tienden a pactar lo mínimo establecido, ya que hoy me tienes que indemnizar tú, pero mañana te tengo que indemnizar yo… Otra cosa a tener en cuenta es la aseguradora de la parte contraria, si no nos molestamos en saberlo, puede que sea de la misma aseguradora que nosotros, con lo que el pacto ya sabéis cuál puede ser.

Por esto recomiendo bufetes de abogados especialistas en accidentes de tráfico y que están todos los días con estos temas. Auténticos expertos que te van a asesorar de la mejor manera. Además hay bufetes que trabajan bajo comisión, normalmente del 10%, es decir, que si finalmente no cobras indemnización ellos no se llevan ni un duro. Todojuicio22-1-09blog esto bajo contrato. Esta fue mi elección y la mejor que pude tomar. Te despreocupas por completo de estos trámites y sabes que ellos van a ir a lo máximo que puedan, ya que cuanto más puedan sacar para tí, es más para ellos. Normalmente no se llega a juicio, sino que se pacta entre partes según el informe final del médico forense del juzgado. Mi experiencia es que tras cuatro meses de inhabilitación tras el accidente se resolvió el caso en un par de meses posteirores. En caso de llegar a juicio, bien porque el caso no sea tan claro como por suerte lo fue el mío, bien porque no se llegue a un acuerdo, conozco casos que todo se puede retrasar más de tres años.

Lo primero es, lógicamente tu salud, pero si tienes que denunciar al infractor tienes que tener todo bien atado y alguien que lleve toda esa responsabilidad.

Espero que estos consejos o guía de actuación os sea de utilidad si por desgracia os habéis visto involucrados en un accidente de tráfico. Si queréis conocer otros datos o más información que no haya incluido en este post o simplemente queréis conocer más detalles sobre mi caso podéis escribir un comentario o escribirme directamente aquí. Un saludo y v´ss a todos.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Situaciones que nos ocurren en cualquier momento sin darnos cuenta y si no tenemos claro como se debe actuar no da tiempo a reaccionar a tiempo y los problemas llegan después. Muchas gracias por compartirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s